Historia

Los comienzos de la marca se remontan a los años 1995, durante el que Rufus Shapeó su primer tabla. Según sus palabras, lo hizo por la falta de dinero para adquirir una en el mercado de ventas. Esta primera vendería con éxito. Eventualmente, shapear tablas se transformó cada vez más en una obsesión al punto de llegar a ser su vocación natural y habilidad. Al poco tiempo, consiguió empleo en la fábrica Becker de Argentina, donde trabajo tres temporadas.
Gracias a este primer aprendizaje, tomo confianza para viajar a California buscando más experiencia. Allí trabajo cuatro meses en Schneider Surfboards. Al regresar a Argentina consolido con más decisión y solidez su propia marca. Luego, vendrían los viajes por Europa que le darían cada vez más perfeccionamiento en los pasos a seguir de la producción de tabla. Hoy, sus tablas son muy respetadas y demandadas por surfistas del más alto nivel.